La auditoría debe ser ciudadana en el sentido de no resolverse en altas esferas políticas ni por expertos. Ha de formar parte del proceso de debate radicalmente democrático sobre el buen vivir.Amaia Pérez OrozcoEconomista,
"Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si yo te debo un millón, el problema es tuyo"John Maynard KeynesEconomista,
"Cuanto más te observo, mejor te comportas"Jeremy BenthamFilósofo, economista y escritor,

 

Crisis, externalizaciones, proyectos faraónicos, deuda ilegítima, corrupción… ¿Cómo hemos llegado a este nivel de descontrol e impunidad de los políticos? Por falta de una ciudadanía empoderada y movilizada.

Nos quejamos en los bares, en el trabajo, en las tiendas o en casa con la familia, pero sin embargo apenas nos dirigimos directamente a nuestros representantes, solicitando información más detallada, estudiando qué hacen con el dinero público y exigiéndoles responsabilidades.

Es por ello que abogamos por una ciudadanía empoderada, informada y proactiva, que no sólo vigile a sus representantes, sinó que además haga público y accesible, en un lenguaje que todo el mundo pueda entender, la acción de nuestros gobiernos. Sólo con una ciudadanía activa lograremos atajar la impunidad que ha llevado a los profesionales de lo público a cometer las ilegalidades y despropósitos que han cometido. Si sienten nuestra mirada vigilante por detrás de su hombro, les desaparecerá la sensación de impunidad que se ha creado durante las últimas décadas, favorecida como decimos por una ciudadanía apática e indiferente.

Nos hemos cansado de que nuestro papel como ciudadanas sea votar cada cuatro años y que luego los políticos se sientan impunes pues la ciudadanía no los vigila. Abogamos por una democracia más participativa y no tan representativa. El camino es largo, pero en compañía se hace más llevadero. ¿Te unes a nosotras?